¿Por qué se bajan los linfocitos en la sangre, qué significa eso?

Los linfocitos son estructuras celulares importantes del sistema inmune que pertenecen al grupo de los agranulocitos. Proporcionan la principal inmunidad celular y humoral, regulan el trabajo de otros elementos del complejo de leucocitos.

El número de tales elementos celulares en el sistema de sangre periférica es un indicador importante de una evaluación directa del estado actual de la inmunidad general de una persona.

Un nivel reducido de linfocitos en la sangre puede indicar la presencia de una serie de enfermedades, afecciones patológicas y las características individuales del paciente. En este artículo trataremos de entender qué significa, y cuáles son las causas que conducen a niveles bajos de linfocitos en niños y adultos.

El papel de los linfocitos en el cuerpo.

Los científicos han identificado varios tipos de linfocitos. Cada uno de ellos difiere en la forma de influencia sobre microorganismos patógenos.

  1. Linfocitos T Este grupo es el más numeroso. Se divide en 3 subespecies. Cada uno de ellos juega un papel. Los asesinos T matan agentes infecciosos, así como alterados (células tumorales). Los T-helpers mejoran la inmunidad y los T-supresores suprimen la respuesta inmune.
  2. Linfocitos B Su número es del 10-15% de la concentración total. Las funciones de los linfocitos B se encuentran entre las más importantes. Consisten en enfrentar virus, bacterias y el desarrollo de la inmunidad celular. Son estas sustancias las que hacen efectiva la vacunación.
  3. Linfocitos NK. Este prefijo es traducido del inglés como "asesino natural". La proporción de estos leucocitos se estima en un 5-10% de la masa total. La función principal de los agentes es matar los elementos de su propio organismo si han sido infectados.

Los linfocitos se producen en la médula ósea. Desde la sangre, la mayoría de los linfocitos pasan a la glándula del timo (glándula del timo), donde se convierten en linfocitos T, que protegen el cuerpo humano de agentes extraños. El resto se convierten en linfocitos B, que completan su formación en los tejidos linfoides del bazo, las amígdalas y los ganglios linfáticos.

Los linfocitos B sintetizan anticuerpos al contacto con agentes infecciosos. Hay un tercer tipo de linfocitos. Estos son los llamados asesinos naturales. También protegen el cuerpo contra las células cancerosas y los virus.

Norma de Linfocitos

La tasa de linfocitos: 1.2 - 3.0 mil / ml; 25-40%. La condición en la que hay un aumento en el número de linfocitos se conoce como linfocitosis, con una disminución - linfopenia.

Los cambios cuantitativos pueden tener un carácter absoluto (un cambio en el número por unidad de volumen de sangre) y un carácter relativo: un cambio en la proporción porcentual con respecto a otras formas de glóbulos blancos.

Terminos de analisis

El número de linfocitos se determina mediante un análisis de sangre clínico. Para que los resultados sean confiables, es importante observar las siguientes reglas:

  1. Las mujeres deben realizar un análisis de 4 a 5 días después del final de su período;
  2. 2 días antes del parto limitar el consumo de alimentos grasos salados, excluir bebidas alcohólicas;
  3. Para el día, evite el exceso de esfuerzo físico y emocional;
  4. Un examen de sangre se pasa con el estómago vacío;
  5. La valla se realiza hasta las 12 del mediodía;
  6. Al menos 60 minutos antes del estudio no se puede fumar.
  7. En el día de la toma de muestras de sangre, rechazar tomar medicamentos;
  8. Inmediatamente antes de la extracción de sangre, debe sentarse en un ambiente tranquilo durante 10 minutos.

Causas de linfocitos disminuidos en adultos.

¿Por qué un análisis de sangre reveló linfocitos disminuidos y qué significa eso? En los adultos, el nivel de linfocitos en la sangre es del 20 al 40% de todos los leucocitos existentes, pero en ciertas condiciones del cuerpo, la cifra estándar puede cambiar significativamente. Muchas razones provocan una disminución en estas células debido a que no siempre es fácil hacer un diagnóstico.

Las afecciones patológicas por las cuales los linfocitos se pueden reducir en adultos incluyen:

  • Ayudas
  • Lesiones hepáticas crónicas;
  • anemia aplásica;
  • subestage antichoque;
  • Patologías sépticas, purulentas;
  • tuberculosis miliar;
  • lesiones infecciosas severas;
  • radiación y quimioterapia;
  • destrucción de linfocitos;
  • patologías inmunes hereditarias;
  • insuficiencia renal
  • lupus eritematoso (diseminado);
  • linfogranulomatosis;
  • esplenomegalia;
  • Síndrome de Itsenko-Cushing;
  • linfosarcoma;
  • intoxicación por corticosteroides;
  • Enfermedades infecciosas y purulentas inflamatorias agudas: influenza, amigdalitis, neumonía y abscesos.

Enfermedades acompañadas de linfopenia, en la mayoría de los casos son muy peligrosas y tienen un pronóstico desfavorable. Por lo tanto, si a una persona se le diagnostica linfocitos bajos durante mucho tiempo, esta es una señal para realizar un examen médico inmediato y exhaustivo.

Por sí misma, la linfopenia no está sujeta a ajustes, es necesario tratar la enfermedad primaria. En la linfocitopenia crónica, a veces se prescriben inyecciones de inmunoglobulina. Si los linfocitos reducidos son una consecuencia de la inmunodeficiencia congénita, las células madre se trasplantan.

Disminución de los linfocitos en la sangre de un niño.

Un recuento de linfocitos reducido se llama linfocitopenia (o linfopenia). Existen dos tipos de linfocitopenia: absoluta y relativa.

  1. La linfopenia absoluta ocurre cuando hay una falta de inmunidad (adquirida o congénita). Puede aparecer en pacientes con leucemia, leucocitosis, exposición a radiación ionizante, neutrofilia.
  2. Con la linfopenia relativa, el desarrollo del sistema linfoide se ve afectado, luego los linfocitos mueren muy rápidamente. También ocurre como resultado de infecciones crónicas y enfermedades infecciosas agudas.

La linfopenia en un niño no muestra ningún síntoma visible. Pero debido a la inmunodeficiencia celular, signos como:

  • disminución significativa en los ganglios linfáticos y las amígdalas;
  • eczema, pioderma (lesiones cutáneas purulentas);
  • alopecia (caída del cabello);
  • esplenomegalia (agrandamiento del bazo);
  • amarillez, piel pálida;
  • Petequias (manchas hemorrágicas en la piel).

Si los linfocitos disminuyen en la sangre, el niño a menudo tiene una recaída de enfermedades infecciosas y las especies raras de microorganismos a menudo actúan como patógenos.

Posibles síntomas

Por lo general, la linfopenia es asintomática, es decir, sin signos pronunciados. Sin embargo, entre los posibles síntomas de niveles bajos de linfocitos, deben destacarse los siguientes signos:

  1. Bazo agrandado.
  2. Debilidad general.
  3. Lesión purulenta de la piel.
  4. Cansancio frecuente.
  5. Piel pálida o amarillez.
  6. Reducción de ganglios linfáticos y amígdalas.
  7. Perdida de cabello
  8. La aparición de eczema y erupción cutánea.
  9. A menudo, un síntoma de bajos recuentos de linfocitos es un aumento de la temperatura corporal.

Si se presentan estos síntomas, es recomendable realizar un análisis para verificar si acompañan a la linfopenia, lo que puede indicar varios procesos infecciosos e inflamatorios en el cuerpo humano.

Qué hacer si bajan los linfocitos en la sangre.

No existe un tratamiento específico para los linfocitos disminuidos, ya que un síntoma puede ser causado por una serie de patologías graves, así como por características físicas individuales.

Al detectar y confirmar los resultados de laboratorio de niveles bajos de linfocitos en la sangre, así como la falta de síntomas claros de su formación, el hematólogo envía al paciente para diagnósticos adicionales: ultrasonido, MRI / CT, radiografía, histología, citología, etc.

Para adultos y niños, un curso de terapia se prescribe únicamente sobre la base de un diagnóstico identificado, teniendo en cuenta las características individuales del cuerpo del paciente y su edad.

Deja Tu Comentario