Neuritis del nervio facial: síntomas y tratamiento.

La neuritis del nervio facial es una enfermedad neurológica en la que se dañan 7 pares de nervios craneales. Otro nombre es la parálisis de Bell.

La neuritis del nervio facial es más común en comparación con la parálisis de los otros 11 nervios craneales. La incidencia de patología es de 25 casos por 100.000 habitantes por año.

¿Qué es esta enfermedad y cómo puede ser reconocida? Vamos a resolverlo.

Que es

La neuritis del nervio facial, o parálisis de Bell, es una enfermedad neurológica inflamatoria en la cual el nervio está dañado, que es responsable de la inervación del músculo mímico. Como regla general, solo la mitad de la cara sufre. Como resultado de la inflamación, se desarrolla la paresia (debilidad) o la pérdida total (parálisis) de los movimientos mímicos. Esta violación provoca la aparición de asimetría de la cara.

El nervio facial pasa a través de un canal óseo estrecho, donde es posible pellizcar (síndrome del túnel) en caso de trastornos circulatorios o inflamaciones. Por encima de todo, las personas con una estructura estrecha específica del canal óseo y el nervio facial son propensas a la neuritis.

La hipotermia del cuello o la oreja puede ser suficiente para el desarrollo de dicho proceso patológico.

Causas del desarrollo

El desarrollo de neuritis del nervio facial puede ser desencadenado por:

  1. Herpes Los virus del herpes afectan las fibras nerviosas, causando su inflamación e hinchazón.
  2. Enfermedades virales como parotitis, poliomielitis, adenovirus, enterovirus.
  3. Hipotermia Es extremadamente peligroso sobreenfriar la cara, lo que lleva a un espasmo de sus músculos y vasos sanguíneos. Como resultado de esto, el nervio facial está inflamado.
  4. Abuso de alcohol. El alcohol tiene un efecto negativo en el sistema nervioso y puede desencadenar el desarrollo de procesos inflamatorios en las fibras nerviosas. Además, el etanol puede afectar de manera extremadamente adversa el trabajo del cerebro.
  5. Enfermedad cardíaca hipertensiva. La patología se acompaña de un aumento de la PIC y daños en los núcleos del nervio facial. Además, la hipertensión puede provocar un accidente cerebrovascular y, si se produce una hemorragia cerca del nervio facial, se produce una inflamación.
  6. El embarazo A menudo, las mujeres sufren de neuritis en el primer trimestre del embarazo, ya que durante este período se produce una oleada hormonal grave.
  7. Tumores cerebrales Si ejerce presión sobre las terminaciones nerviosas, no pueden transmitir completamente los impulsos nerviosos, lo que lleva a la neuritis.
  8. Lesión en la cabeza transferida y lesiones en el oído En tales circunstancias, el nervio puede dañarse significativamente y, a veces, romperse.
  9. Procedimientos dentales. A veces, durante la odontología, el médico puede lesionar involuntariamente el nervio facial, por lo que puede inflamarse.
  10. Otitis y sinusitis. La propagación de una infección bacteriana o por hongos a los tejidos adyacentes a los senos nasales o a los canales auditivos puede provocar daños en los nervios que los inervan. Esto a menudo se convierte en un factor predisponente para el desarrollo de la neuritis.
  11. Diabetes mellitus En este caso, la neuritis se produce debido a trastornos metabólicos y desequilibrios hormonales.
  12. Enfermedad aterosclerótica. En esta enfermedad, las colaterales de alimentación nerviosa están ocluidas con placas de colesterol. Como resultado, se desarrolla hipoxia y los tejidos nerviosos comienzan a extinguirse.
  13. Estrés y depresión. En un contexto de estrés constante o extremadamente severo, el sistema inmunológico se debilita con una violación paralela de la actividad del sistema nervioso central. En este contexto, la neuritis puede desarrollarse.
  14. Esclerosis múltiple. En este caso, se afecta la vaina de mielina del nervio, en cuya superficie se forman las placas. En pacientes con este diagnóstico, los nervios faciales y ópticos a menudo están inflamados.

Los síntomas

Al comienzo del desarrollo de la patología, el paciente sufre dolor detrás de la oreja, que se irradia a la cara, la órbita y la zona occipital. La movilidad del área afectada de la cara se interrumpe gradualmente.

Paralelamente a esto, el paciente notó otros síntomas de neuritis del nervio facial:

  • pérdida de simetría de la cara;
  • dejando caer la comisura de la boca del lado afectado;
  • alisado de pliegues nasolabiales;
  • Verter el líquido de una esquina baja de la boca;
  • mordidas frecuentes del interior de la mejilla durante las comidas;
  • violación de la secreción de saliva, expresada en boca seca o, a la inversa, aumento de la salivación;
  • problemas con la pronunciación de sonidos y letras individuales, en particular, "p", "b", "c", "f";
  • mucosa ocular seca;
  • incapacidad para cerrar completamente el ojo en el lado afectado;
  • pérdida de la percepción del gusto de la lengua desde el lado del paciente;
  • Hipersensibilidad a los sonidos del nervio inflamado.

Un neuropatólogo experimentado solo puede reconocer la neuritis del nervio facial para estos síntomas, aunque se necesitan pruebas adicionales para verificar el diagnóstico.

Complicaciones

En ausencia de un tratamiento oportuno o correcto, la neuritis puede dar una serie de complicaciones. En primer lugar, es capaz de provocar la formación de contracturas de los músculos faciales de la cara. Por lo general, se desarrollan después de 4 a 6 semanas desde el momento del desarrollo de la enfermedad y se convierten en el resultado de una restauración incompleta del funcionamiento de los músculos faciales.

Las contracturas causan el área afectada de la cara, lo que causa molestias y contracciones involuntarias de los músculos. Al mismo tiempo, la cara del paciente con neuritis parece como si el lado sano de la cara estuviera afectado por neuritis.

Tratamiento de la inflamación del nervio facial.

Con el inicio oportuno del tratamiento de la neuritis del nervio facial, puede restaurar completamente la función de los músculos faciales y, en casos especiales, prevenir la recurrencia de la enfermedad.

El tratamiento farmacológico de la neuritis se basa en el uso de:

  1. GCS y AINE: prednisolona, ​​dexametasona, meloxicam, nimesulida, piroxicam. Los medicamentos en estos grupos ayudan a detener la inflamación y el dolor.
  2. Antibióticos: amoxicilina, tetraciclina, etc. Su uso es necesario para prevenir el desarrollo de infecciones bacterianas.
  3. Medicamentos vasodilatadores: eufilina, teofilina, ácido nicotínico, etc. Ayudan a mejorar la circulación sanguínea en el área dañada.
  4. Diuréticos: furosemida, torasemida, etc. Los medicamentos diuréticos alivian la inflamación.
  5. Analgésicos y antiespasmódicos: analgina, paracetamol, solpadeina, spazmalgona, kombispazm, etc. Estos fármacos detienen el espasmo y el dolor.
  6. Medicamentos neurometabólicos: Berlithion, Thiogamma, etc. Se utilizan para acelerar la regeneración de tejido muscular dañado.

Un papel especial en el tratamiento de la neuritis se da a la fisioterapia. Se recetan de 7 a 10 días del curso de la enfermedad para mejorar el efecto de los medicamentos, estimular la circulación sanguínea, mejorar la conductividad de los nervios dañados y prevenir la formación de contracturas musculares.

Así, los pacientes reciben sesiones de UHF, terapia magnética, terapia con láser, IF de radiación, corrientes dinámicas, electroforesis con prozerina, ácido nicotínico, eufilina, cloruro de calcio, etc. La estimulación eléctrica del nervio trigémino y la darsonvalización dan buenos resultados.

Masajes

Los masajes se pueden realizar de 5 a 7 días después del inicio de la enfermedad. Principios básicos de implementación:

  1. Antes de comenzar el masaje, debe realizar varios movimientos de rotación de la cabeza en ambas direcciones para calentar los músculos del cuello.
  2. Primero necesitas masajear la parte posterior de la cabeza y el cuello.
  3. Luego puede proceder a masajear al paciente y la zona sana de la cabeza.
  4. Se presta especial atención al masaje facial, el proceso mastoideo, el área del cuello y el cuello.
  5. Inicialmente, el movimiento debe ser superficial. Gradualmente, puedes hacerlos más tangibles, vibracionales.
  6. La dirección del movimiento - en la linfa actual.
  7. La cara debe ser masajeada con los dedos desde el centro de la barbilla, la nariz y la frente hacia las orejas.
  8. Las zonas de localización de los ganglios linfáticos no pueden ser masajeadas, ya que esto puede conducir a su inflamación.
  9. A continuación, necesita realizar un ejercicio de este tipo. Coloca el pulgar en la mejilla y estira los músculos. Al mismo tiempo, es necesario trabajar a fondo los músculos de la parte externa de la mejilla con el índice y el pulgar de la segunda mano.
  10. La etapa final es el desarrollo de los músculos del cuello.

La duración del masaje es de al menos 10-15 minutos. Repetir sesiones son necesarias hasta la desaparición completa de los síntomas de inflamación. La mejor opción es llevar a cabo los procedimientos en la oficina de un masajista profesional.

Acupuntura

Un método alternativo para tratar la neuritis es la acupuntura, que se lleva a cabo únicamente por un especialista competente (ya que no todos los médicos tienen las habilidades para realizar esta manipulación). La esencia del procedimiento es la introducción de agujas finas y estériles especiales en ciertos puntos reflexogénicos. Debido a esto es posible causar irritación de las fibras nerviosas.

Remedios populares

Los remedios populares para la neuritis son prácticamente inútiles. Además, pueden ser peligrosos, capaces de causar una inflamación aún más intensa del nervio trigémino.

Pero en algunos casos, los médicos permiten que los pacientes realicen procedimientos terapéuticos adicionales en el hogar con el uso de compresas de decocción de manzanilla. También se permite usar calor seco y frotar la cara con ungüentos a base de extractos de plantas.

Operación

La intervención quirúrgica está indicada, en primer lugar, para pacientes cuya neuritis es el resultado de una compresión nerviosa. La falta de un efecto terapéutico durante 3 meses también es la base de la operación. Pero, ningún método de tratamiento único proporciona una predicción positiva del 100% de la recuperación completa.

En caso de contractura de los músculos faciales, está indicada la cirugía plástica. Pero tal necesidad surge solo en el 3% de los casos. Sin embargo, el cirujano solo puede eliminar el defecto cosmético, pero la función muscular permanecerá afectada.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el complejo de medidas terapéuticas prescritas por un neurólogo experimentado ayuda a recuperarse completamente de una enfermedad desagradable.

Prevención

Si la neuritis ocurre varias veces seguidas en el mismo lado de la cara, se dice acerca de su forma crónica y recurrente. En este caso, la terapia será más prolongada y las posibilidades de recuperación serán menores. Pero el re-desarrollo de la patología se puede evitar gracias a:

  1. Evitar la hipotermia. Especialmente se refiere a la hipotermia de las orejas y la cara misma. Incluso las corrientes de aire más pequeñas son peligrosas, por lo que no debe permanecer cerca del aire acondicionado, la ventana abierta u otras fuentes de entrada de aire continua.
  2. Tratamiento oportuno de las patologías virales. La terapia debe iniciarse inmediatamente después de la aparición de los primeros síntomas alarmantes, y llevarse a cabo con la ayuda de Groprinosin, Amizon, Helpex y otros medicamentos antivirales. Puede usar en lugar de tabletas, gotas nasales (Viferon), incluso para niños (Laferobion).
  3. El período de rehabilitación en las áreas de sanatorios: Yessentuki, Pyatigorsk, Magnitogorsk, etc.
  4. Realización de sesiones de auto-masaje. Durante el año es necesario masajear la cara a lo largo de las líneas de masaje durante 10 minutos dos veces al día. Para esto, es necesario poner las palmas en la cara, luego bajar los músculos del lado sano hacia abajo y levantar al paciente hacia arriba. Dichos ejercicios ayudarán a deshacerse de los efectos residuales de la enfermedad y prevendrán su recurrencia.
  5. Evitar situaciones estresantes. El estrés debilita el sistema inmunológico y afecta negativamente al sistema nervioso. Puedes lidiar con eso a través de la meditación o el auto-entrenamiento, o tomando sedantes.
  6. Nutrición adecuada. El objetivo principal es fortalecer el sistema inmunológico, por lo que se debe otorgar un lugar especial en el menú a la carne, los productos lácteos, los huevos, las verduras y las frutas.
  7. Recepción de complejos vitamínicos. Si el sistema inmunológico está muy debilitado, no será posible hacerlo sin tomar multivitaminas. Se debe dar preferencia a aquellos medicamentos que contienen en su composición vitaminas del grupo B. Forman parte de las membranas celulares de las fibras nerviosas y participan en la transmisión de los impulsos a través de ellas.
  8. Endurecimiento del cuerpo. El endurecimiento gradual y adecuado puede fortalecer significativamente el sistema inmunológico, así como aumentar la resistencia del cuerpo a los efectos del frío. Puede comenzar tomando el sol: tomar el sol bajo el sol (una visita al solárium no se considera un método de endurecimiento). Entonces deberías acostumbrarte al alma del contraste. Esto también debe hacerse gradualmente, para empezar, el contraste en la temperatura del agua no debe exceder los 3 grados. A medida que se lleva a cabo la habituación, se debe aumentar la brecha en la temperatura. Se recomienda enfriar el agua cada semana.

El cumplimiento de estas reglas y recomendaciones ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, lo que, a su vez, hace que el cuerpo sea más resistente a los ataques infecciosos. Y el tratamiento oportuno de las enfermedades de la nasofaringe y el oído es una prevención eficaz no solo de la neuritis, sino también de otras complicaciones.

Pronóstico

El pronóstico para la neuritis en la mayoría de los pacientes es favorable: en casi el 75% de los casos, la patología se puede curar. Pero si los síntomas persisten durante más de 3 meses y el tratamiento no ayuda a eliminarlos, las posibilidades de recuperación se reducen considerablemente.

Si la etiología de la neuritis se asocia con un traumatismo o con una patología del oído, es posible que no se produzca ninguna recuperación. En la forma crónica de la enfermedad, cada recaída subsiguiente se tolera con más fuerza y ​​el período de recuperación se prolonga.

Deja Tu Comentario